» » Administración por Objetivos (APO)

Administración por Objetivos (APO)

iGestion 2.0 7 de enero del 2012 Administración No hay comentarios

La administración por objetivos (APO) es un sistema administrativo en el que los objetivos de desempeño específicos los determinan en conjunto los subordinados y sus superiores, y el avance hacia los objetivos se revisa periódicamente y se asignan recompensas con base en este avance. Más que usar las metas sólo como control, la administración por objetivos las usa para motivar también.

La administración por objetivos no es un concepto nuevo. Fue descrito por primera vez por Peter Drucker hace más de cuarenta años e incluye cuatro elementos comunes: metas específicas, toma de decisiones participativa, un periodo de tiempo explícito y retroalimentación del desempeño. Su atractivo está en su énfasis por convertir los objetivos generales en objetivos específicos para las unidades organizacionales y para los miembros en lo individual.

La administración por objetivos vuelve operacionales los objetivos mediante un proceso en el cual caen en “cascada” por toda la organización. Los objetivos generales de la organización se traducen en objetivos específicos para cada nivel sucesivo (divisional, departamental, individual) en la organización. Ya que los gerentes de unidad más bajos participan conjuntamente en el establecimiento de sus propias metas, la administración por objetivos funciona de “abajo hacia arriba” así como “de arriba hacia abajo”. El resultado es una jerarquía que enlaza los objetivos de un nivel con los del siguiente. Para el empleado en lo individual, la administración por objetivos proporciona objetivos de desempeño personales específicos de manera que cada persona tiene una contribución específica identificada que aportar al desempeño de su unidad. Si todos los individuos alcanzan su meta, entonces las metas de su unidad serán logradas y así sucesivamente cadena arriba hasta que los objetivos generales de la organización se vuelven realidad.

Pasos de un programa APO representativo

  1. Se formulan los objetivos y estrategias generales de la organización.
  2. Los objetivos principales se asignan entre las unidades divisionales y de departamento.
  3. Los gerentes de unidad en colaboración con sus superiores establecen objetivos específicos para sus unidades.
  4. Los objetivos específicos se establecen en colaboración con todos los miembros del departamento.
  5. Planes de acción que definan cómo se alcanzaran los objetivos, que especifican y acuerdan gerentes y subordinados.
  6. Los planes de acción se ponen en práctica.
  7. El avance hacia los objetivos se revisa periódicamente y se proporciona una retroalimentación.
  8. El logro exitoso de los objetivos se refuerza por recompensas basadas en el desempeño.

¿Funciona la administración por objetivos?

Es difícil evaluar la eficacia de la administración por objetivos. Empecemos por revisar brevemente un creciente cuerpo de investigación de la relación ente metas y desempeño.

Si factores como la capacidad de una persona y la aceptación de las metas se mantienen constantes, la investigación sugiere que metas más difíciles conducen a un desempeño más alto. Aunque los individuos con metas muy difíciles las alcanzan con menos frecuencia que los que tienen metas muy sencillas, éstos se desempeñan a un nivel consistentemente más alto. Por supuesto, las metas pueden ser demasiado duras. Si los individuos perciben que una meta es imposible, en lugar de desafiarlos, su deseo por alcanzarla disminuye y la posibilidad de que la abandonen se incrementa.

No obstante, los estudios consistentemente apoyan el descubrimiento de que metas específicas difícilmente producen un más alto nivel de producción que no tener metas o tener metas generalizadas como “hacer los mejor que puedas”. La retroalimentación también afecta favorablemente el desempeño. La retroalimentación permite que una persona sepa si su nivel de esfuerzo es suficiente o necesita incrementarse. Puede motivar a una persona a elevar su nivel de metas después de alcanzar una meta anterior y dar a una persona formas por medio de las cuales puede mejorar su desempeño.