» » Benchmarking: Evaluación por comparación

Benchmarking: Evaluación por comparación

iGestion 2.0 24 de marzo del 2012 Administración 1 comentario

La evaluación por comparación o benchmarking es una forma de determinar cuán bien marcha una determinada unidad de negocios u organización en comparación con otras unidades del mismo lugar. Para ello, fija un patrón de medida del rendimiento del negocio dentro de un contexto amplio y da una idea de cuál es la mejor práctica que se debe realizar.

Michael Spendolini en su libro, The Benchmarking Book, define el procedimiento de benchmarking como un “proceso sistemático continuo para evaluar los productos, servicios y procesos de trabajo de las organizaciones que cuentan con el reconocimiento de presentar las mejores prácticas a los fines de la mejora de la organización”.

Históricamente, las medidas del rendimiento corporativo se compararon con mediciones previas de la misma organización realizadas en otros momentos. Si bien eso constituye un buen indicador del índice de mejora dentro de la organización, no aporta información sobre el rendimiento en términos absolutos. La organización puede estar mejorando día a día; pero si la competencia mejora aún más, la mejora que se produce día a día dentro de la compañía no es suficiente.

Se pueden distinguir cuatro formas diferentes de benchmarking:

  • Benchmarking interno: Se parece al proceso de gestión de calidad; es un procedimiento de control interno de los estándares de la organización para ver si existe la posibilidad de reducir las pérdidas y mejorar la eficiencia.
  • Benchmarking competitivo: Es la comparación de los estándares de la compañía con los de otra compañía competidora en la misma industria.
  • Benchmarking de la industria: En este caso, la comparación se realiza entre los estándares de la compañía y los de la industria a la que pertenece, y no a las compañías que la conforman individualmente.
  • Benchmarking con la mejor de su clase: Es una comparación entre el nivel de logro de la compañía con la mejor de todo el mundo, independientemente de la industria o el país de origen. En japonés existe una palabra para designar ese tipo de comparación: dantotsu, que significa “se lo mejor de lo mejor”.

El benchmarking es un concepto fluido que reconoce que la importancia relativa de los distintos procesos cambia con el tiempo, de igual forma que cambian los negocios. Por ejemplo, un comerciante minorista que deja de vender a los comercios y empieza a vender a través de Internet deja de preocuparse por las instalaciones disponibles para el estacionamiento de los vehículos de los clientes y empieza a preocuparse por el rendimiento de su flota de camionetas de entrega. La importancia de realizar el benchmarking de esas respectivas actividades también cambia de forma similar.

El proceso de benchmarking presupone que las compañías están preparadas para publicar sus mediciones en un cierto lugar de dominio público donde los demás pueden utilizarlas para realizar comparaciones. Eso por lo general lo realiza un tercero, que ordena los datos y luego los publica de tal forma de no revelar la identidad del proveedor de datos. Por supuesto, las empresas pueden reconocer sus propios datos y juzgar cómo se sitúan.

1 Comentario en 'Benchmarking: Evaluación por comparación'

Deja tu comentario

  • Nombre:
    E-mail:
    URL: (Opcional)